La nueva programación de Radio Rivadavia encendió las alarmas de algo que viene sucediendo y no solo no merma si no que se recrudece. Las caras visibles, a excepción de González Oro, son de varones cis que, en algunos casos, reproducen odio y violencia machista.  

Por Agustina Gonzalez

El debate sobre la equidad de género es inagotable. Fue tomando forma pasado el segundo semestre de 2020, cuando diversas periodistas argentinas comenzaron a cuestionar la invisibilización y se realizó el ocho de junio el primer encuentro hacia una comunicación paritaria y cupo trans en medios, convocado por la diputada del Frente de Todos Mónica Macha y LatFem. Desde esa fecha hasta hoy no hubo grandes cambios.

Esta mañana, el diario La Nación publicó el ranking de la consultora Poliarquía, de periodistas y formadores de opinión más respetadxs de la Argentina. Entre los diez elegidos, la única mujer fue María O´Donnell que lleva el puesto número ocho.

La Senadora del bloque oficialista y presidenta de la Banca de la Mujer Norma Durango presentó un proyecto de Ley que establece la paridad de género en los medios públicos y el pasado ocho de octubre fue aprobado en la Cámara Alta con apoyo tanto de la oposición como del oficialismo, de esa forma lo giraron a Diputados y aún no se trató.

La necesidad de presentar un proyecto de paridad de género surgió no sólo por la mínima presencia de mujeres comunicando sino también por la falta de perspectiva de género en el tratamiento de las noticias. Lo pudimos ver hace unas semanas, cuando en el programa de Leo Montero se utilizó el femicidio de Lola Chomnalez para un juego de preguntas y respuestas.  La mayor parte de los comunicadores que conducen programas ya sea de radio o televisión son varones cis y en el caso de las mujeres que tienen un micrófono, deben reunir ciertas condiciones vinculadas a los estereotipos de belleza hegemónica. 

Según Fundeps Argentina y Comunicación por la Igualdad, el 78% de empresas de medios están dirigidas por varones. El 64% de egresadxs de las carreras de comunicación son mujeres, sin embargo, sólo el 30% de ellas trabajan en empresas periodísticas . Estos datos no sólo muestran la mínima presencia de mujeres en los medios de comunicación sino también con sólo prender la televisión, se puede ver que en el caso de los hombres las exigencias en cuanto a belleza son menores. “El objetivo de esta ley es erradicar los estereotipos machistas y patriarcales” expresó Norma Durango durante su intervención en la Cámara Alta. 

La normativa que cuenta con media sanción en el Senado garantiza también el cupo laboral para personas travestis, transexuales, transgéneros e intersex en empresas periodísticas públicas. La proporción no debe ser menor al 1%. En la actualidad a través de una pantalla o mismo en las radios se puede ver u oír a muy pocas personas trans, la presencia es casi nula. Este año, la Televisión Pública, incorporó al noticiero a la periodista Diana Surco.  

Entre otras cuestiones, la ley lo que busca es promover la creación de ámbitos de capacitación y fortalecer la Ley Micaela. Crear contenidos con perspectiva de género, erradicar la violencia de género y el acoso laboral y visibilizar la participación de las mujeres y la comunidad LGBTIQ+ en todos los ámbitos incluyendo los de toma de decisiones.  De aprobarse esta normativa en la Cámara Baja Argentina sería el primer país del mundo en tener una ley de paridad en medios de comunicación. “Si las mujeres faltan en los medios de comunicación la democracia se degrada” dijo la titular de Defensoría del Público Myriam Lewin.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s