Por Malena Bianca

La noticia es conocida por todes quienes tengan acceso a las redes sociales y a la televisión. En el programa “Mejor de Noche” conducido por Leo Montero, el cual divide secciones entre un juego de preguntas y respuestas con dos participantes, y por el otro entrevistas e informes especiales. En la noche del martes, se les preguntó a los participantes dónde había sido asesinada Lola Chomnalez, si acertaban correctamente acumulaban $20.000. En esa secuencia se puede entender toda la bronca e indignación que se expresó en redes, parecería que no hay que dar muchas explicaciones sobre porqué está mal y no debería suceder. Pero continúa pasando, en este programa y en otros. Lo cierto, es que en los medios hegemónicos las víctimas de femicidios y de violencia de género son un recurso para el rating. No hay interés en concientizar para impedirlos y se les nota.

Sin embargo, la solución no está en pedir que levante el programa, no solo porque implica quitarle el trabajo a mujeres y hombres, por muy equivocados que estén. Sino porque la cultura de la cancelación no ayuda a nadie, debido a que impide reflexionar sobre cómo evitar que estas prácticas se sigan perpetuando; y además genera que el foco esté en una persona o programa en particular, cuando el problema está en los abordajes comunicacionales en general.

Hay que insistir que quienes trabajan en esos espacios se capaciten y se formen en perspectiva de género y diversidad. Hay que exigirles que haya feministas trabajando en esos medios (históricamente ocupados por hombres) para que esto deje de ocurrir. Por eso, el caso de “Mejor de noche” puede replicarse y parecer extraordinario, pero es la regla no la excepción. No hay perspectiva de género en los programas de debate, noticieros o entretenimiento porque no hay feministas en la televisión.

Por otro lado, es importante saber que como audiencias hay herramientas a las que se puede acceder para denunciar cuando un programa de televisión o radio incurre en situaciones como estas. La Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual es el organismo estatal al que corresponde recepcionar y dar respuesta a las denuncias de las audiencias sobre el contenido audiovisual. Para eso, deben dejar constancia del programa, canal y horario de transmisión a través de la página web del organismo. Nuestra responsabilidad como audiencias es canalizar nuestra indignación en las herramientas que están a nuestro alcance para hacer el cambio posible.

No necesitamos de disculpas para que se quiten las culpas de encima. Precisamos que, de una buena vez, se responsabilicen del contenido que producen y aprendan a comunicar con perspectiva de género y diversidad. Queremos compañeras feministas trabajando en la tele, la radio, los diarios. En todas partes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s