Aún siguen los interrogantes acerca de su desaparición seguida de muerte. Lo cierto es que el joven tatuador fue visto por última vez en  medio de una brutal represión de parte de Gendarmería Nacional a cargo del Ministerio de Seguridad que comanda Patricia Bullrich. 

Por Agustina Gonzalez 

El 01 de agosto de 2017 nos encontramos consternados por una noticia. El WhatsApp estallaba de mensajes, sus familiares y amigos lo estaban buscando. En la provincia de Chubut, más precisamente en Resistencia de Cushamen, había desaparecido un pibe de 28 años. 

«Está en Chile con la Ram» dijo Lilita Carrió, con la impunidad que la caracteriza en el horario central de la televisión. También dijeron que podía estar en el sur, que lo vieron subirse a un camión. Y llegaron a decir que en Entre Ríos había un pueblo en donde todos tenían un parecido a él.

Mientras un sector de la sociedad se preguntaba a viva voz ¿Dónde está Santiago Maldonado? Otro  se encargó de defenestrar su activismo y a su familia. Y cómo si no fuese para menos, lo vinculó con el kirchnerismo, porque ésta fuerza y otras de izquierda pusieron el cuerpo en la investigación y en el pedido de justicia: el no era kirchnerista. Pero su hermano, Sergio Maldonado, se refugió en destacadas personalidades, cercanas al kirchnerismo y reconocidas por la lucha de los derechos humanos a partir de la desaparición.  

Santiago Maldonado fue buscado cuatro veces en el mismo lugar en el que 78 días después apareció sin vida. ¿Nadie lo vio? O ¿El cadáver fue plantado? Son preguntas que aún no tienen respuesta. En la autopsia participaron 55 peritos y concluyeron que Santiago Maldonado falleció por ahogamiento por sumersión en el agua del río Chubut coadyuvado por hipotermia» y que fue una «muerte traumática». 

 La cobertura  de los medios hegemónicos de comunicación fue desastrosa. Fueron más de dos meses en donde ciertos canales de televisión no hicieron más que desinformar sobre el caso. El día en que se encontró el cuerpo, Sergio Maldonado, entre lágrimas, dijo: “No podemos confirmar si es el cuerpo de Santiago o no. Mis padres están casi a 2000 kilómetros, el único medio que tienen es la televisión, si ustedes tiran cosas que hieren o levantan fotos  como la que se publicó de un cuerpo, me parece que no corresponde. Hay que replantearse un poco la profesión de todos y cómo la llevan a cabo. La ansiedad a veces juega en contra y es perjudicial para nosotros, somos seres humanos. Como dice Andrea, fue muy duro estar siete u ocho horas al lado de un cuerpo, tuvimos que convivir con eso. A veces hay que ponerse un poquito más del lado humano y si no tienen que poner, pasen música, no sé, otra cosa.”

Una buena noticia llegó hace dos días: Condenaron a un año y medio de prisión al médico legista Werther Aguiar que fue quién difundió las fotos del cadáver del joven tatuador. 

El juez Gustavo Lleral en noviembre de 2018 archivó la causa que investigaba una posible desaparición forzada seguida de muerte como única hipótesis. Pero en septiembre del corriente año se ordenó reabrir la causa con el fin de investigar un posible abandono de persona. Lo cierto es que la investigación tuvo muchísimas irregularidades. Faltaron filmaciones, se lavaron camionetas en dónde pudo haber estado Santiago y se le realizaron escuchas ilegales  a la familia, ya que sospechaban que la misma estaba involucrada en la desaparición. 

Hoy la pregunta sigue estando latente. Su familia, su abogada Verónica Heredia, organizaciones de Derechos Humanos, el CELS, Amnistía Internacional y miles de personas nos seguimos preguntando ¿Qué pasó con Santiago Maldonado?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s